Que es la regla de los dos meses acciones 2019?

¿Qué es la regla de los dos meses acciones 2019?

Para poder compensar pérdidas y ganancias, deben pasar por lo menos 2 meses desde que vendes un activo hasta que vuelvas a comprarlo. Esto quiere decir que no puedes vender acciones de la empresa A un lunes y comprar esos mismos títulos el jueves.

¿Cómo tributan acciones antiguas?

Acciones con antigüedad superior a un año: si entre la fecha de adquisición de las acciones y la fecha de su venta media más de un año, la ganancia (precio de transmisión menos precio de adquisición) tributará al tipo de gravamen especial del 15\%.

¿Qué es la regla de los dos meses?

La regla de los 2 meses consiste en evitar una trampa que a casi todos los inversores se les ha ocurrido alguna vez. Por lo tanto, si vendes a un precio bajo para poder utilizar esa pérdida patrimonial y pagar menos impuestos, tendrás que esperar 2 meses para poder comprar las mismas acciones.

LEA TAMBIÉN:   Que son los divisores de un numero entero?

¿Cómo meter las minusvalías bloqueadas por la regla de los 2 meses?

Para poder compensar las minusvalías es necesario no comprar valores homogéneos a los que generaron la pérdida en los 2 meses anteriores y posteriores . En caso de hacerlo habrá que esperar a vender esos nuevos valores, y que transcurran 2 meses sin volver a comprarlos, para poder compensar esa minusvalía.

¿Cómo deducir pérdidas en la venta de acciones?

Pérdidas en la venta de acciones no es deducible. El contribuyente que incurra en pérdidas al enajenar acciones no podrá deducirlas del impuesto a la renta.

¿Es deducible la pérdida generada en las acciones poseídas por menos de dos años?

En el caso de las acciones poseídas por menos de dos años, ya vimos que el artículo 153 del estatuto tributario señala claramente que no es deducible la pérdida generada en su enajenación o venta.

¿Quién puede deducir la pérdida de activos?

La norma no discrimina los contribuyentes a quienes les aplica el artículo 148 del estatuto tributario, de manera que todos, personas naturales y jurídicas pueden deducir la pérdida de activos, siempre que acrediten los requisitos de ley.

LEA TAMBIÉN:   Como cuidar clavelinas en maceta?

¿Qué son las pérdidas por deterioro no deducibles?

Con este concepto más amplio, las pérdidas por deterioro no deducibles son diferencias temporarias, pues cumplen con la definición de las mismas, y en consecuencia, revertirán en ejercicios siguientes, bien por la enajenación de los mismos, o por la propia reversión de la pérdida por deterioro (recuperación del valor del activo).

Related Posts